El ministro de Fomento pone en servicio nuevos tramos de la autovía A-4 a su paso por Despeñaperros

Mon Sep 26 19:44:00 CEST 2011
Ampliar imagen: Autoridades participantes en el acto de puesta en servicio de los nuevos tramos de la A-4.

El ministro de Fomento, José Blanco, ha puesto hoy en servicio la nueva calzada sentido Madrid y más de la mitad de la calzada sentido Andalucía de la Autovía A-4 a su paso por Despeñaperros, uno de los principales proyectos de infraestructuras incluidos en ActivaJaén.  El acto también ha contado con la participación del presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán; el secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías; el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Jaén, Felipe López; el presidente de la Diputación Provincial, Francisco Reyes; y el subdelegado del Gobierno en Jaén, Fernando Calahorro, entre otras autoridades.

Esta actuación ha supuesto una inversión de 190 millones de euros para los tramos que hoy se han puesto en servicio, mientras que la inversión global en el proyecto alcanza los 245 millones de euros. Gracias a los nuevos tramos, se mejora la capacidad de un tramo tradicionalmente crítico, mejorando los niveles de seguridad y respeto por el medio ambiente, y se reduce en al menos 9 minutos el tiempo de viaje.

Hoy ha entrado en servicio la totalidad de la calzada sentido Madrid, entre las localidades de Santa Elena (Jaén) y Venta de Cárdenas (Ciudad Real), y más de la mitad de la calzada sentido Andalucía, entre el enlace de Aldeaquemada y Santa Elena. Los tramos puestos en servicio hoy tienen una longitud total de 14,1 kilómetros, de los que 9,4 kilómetros corresponden a la calzada sentido Madrid, lo que supone una reducción del tiempo de recorrido de al menos 9 minutos en este sentido. Está previsto que la infraestructura, que en la actualidad soporta un tráfico medio diario del orden de 24.000 vehículos con un 30% de vehículos pesados, pueda llegar a albergar en torno a 57.000 vehículos en el año 2030. El resto de la calzada con sentido Andalucía se pondrá en servicio en 2012.

En su intervención, el ministro de Fomento José Blanco, ha indicado que el proyecto favorece la cohesión del país y ha recordado que se trata de una infraestructura considerada como “prioritaria entre las prioritarias” para el Gobierno de España. “Este proyecto va a permitir acortar los tiempos de viaje entre Andalucía y el centro de España, a la vez que se va a incrementar la seguridad de los conductores. De esta forma, lo que antes era un obstáculo se ha convertido en uno de los principales puentes de unión entre estas dos regiones”, ha manifestado. Blanco ha explicado que el nuevo tramo de la A-4 en Despeñaperros podrá recorrerse en unos cinco minutos, para lo que se han construido diez viaductos y se han perforado cinco túneles.

El ministro de Fomento también ha señalado que el Gobierno de España está realizando un importante esfuerzo por mejorar las comunicaciones en Jaén y, de hecho, Jaén es la provincia española que está recibiendo una mayor inversión en carreteras a lo largo del año 2011, más de 115 millones de euros.

Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha afirmado que este proyecto tiene un profundo significado para la comunidad andaluza, ya que Despeñaperros era una especia de línea divisoria que dividía el Norte y el Sur. Además, ha puesto de manifiesto que provincias andaluzas como Jaén, Córdoba, Málaga o Granada se sienten mucho más integradas dentro del territorio español tras la puesta en marcha de esta autovía. “La apertura de esta nueva infraestructura nos va a proporcionar numerosas oportunidades, ya que estamos mucho más cerca de Castilla la Mancha y del resto de España”, ha manifestado. El presidente de la Junta de Andalucía también ha dejado claro que la modernización de esta vía va a suponer un empuje para el desarrollo de sectores clave de la economía andaluza, como el transporte y la distribución.

Características técnicas
La actuación comienza en el punto kilométrico (p.k.) 257,5 de la actual A-4, donde se localiza el enlace de Santa Elena. A partir del p.k. 256 comienza un primer tramo con una pendiente descendente del 5%, hasta llegar al fondo del valle del río Despeñaperros, en el p.k. 250, donde se encuentra el enlace de Aldeaquemada. En esta zona se localizan los viaductos de Santa Elena, Manantial y Las Tinajuelas, de 160, 550 y 580 metros de longitud respectivamente.

A partir de este punto la traza asciende hacia la provincia de Ciudad Real con una pendiente máxima del 3%. En primer lugar, se cruza el río Despeñaperros, con un viaducto de 380 metros de longitud, que salva también la línea ferroviaria Madrid-Sevilla y la calzada actual en sentido Madrid. A continuación, se ubica el túnel de La Cantera, de 280 metros de longitud, y el túnel de Despeñaperros, de 1.925 metros, que permite salvar el paraje natural de Los Órganos. Posteriormente, se cruza el arroyo Cuchareros con un viaducto tipo arco metálico de 53 metros de luz y 70 metros de longitud total y, tras él, el túnel del Corzo, de 420 metros de longitud.

Finalmente, la calzada atraviesa el río Magaña, ya en la provincia de Ciudad Real, uniéndose a la actual A-4 a la altura de Venta de Cárdenas. La sección del tronco está compuesta por dos calzadas con tres carriles por sentido de 3,5 metros de anchura, arcenes exteriores de 2,5 metros e interiores de 1,5 metros. La mediana es de 5 metros de anchura entre líneas blancas entre Santa Elena y Aldeaquemada, y variable en el resto del tramo por la presencia de los túneles.

La actuación también incluye la ejecución de una doble línea eléctrica subterránea de alimentación a los túneles, desde la subestación de Almuradiel hasta Venta de Cárdenas (15 kilómetros), y un centro de control de túneles. Éste está ubicado en Santa Elena, donde se integran todos los elementos de seguridad instalados para supervisar y atender todas las incidencias en la explotación del tramo.

Integración ambiental
En relación al medio ambiente, al atravesar el Parque Natural de Despeñaperros se han previsto una gran cantidad de medidas destinadas a la reducción y corrección del impacto ambiental, entre las que destacan: la mejora de la permeabilidad faunística al eliminar una de las calzadas existentes y aumentar las zonas de paso; la creación de una vía verde en la antigua nacional IV; la limpieza de cauces y riberas y su restauración; la mejora de las condiciones de hábitat del conejo y del lince; la recuperación del endemismo centaurea citricolor; la repoblación y poda selectiva para prevención de incendios; la integración paisajística de las boquillas de los túneles; la restauración paisajística de zonas alteradas; la protección del confort sonoro y la protección del patrimonio arqueológico. El importe de estas actuaciones ha supuesto una inversión aproximada de 8 millones de euros.

  • Imprimir Página